¿Vocación o trabajo?- Daniela Medina

Recuerdas  si en tu niñez alguna vez te preguntaste: “¿que me gustaría ser de grande?” Sucede que hoy muchos de nosotros hemos dejado  de escuchar la voz de nuestra vocación y caímos en situaciones donde aceptamos ciertos trabajos u oficios que en absoluto nos provoca placer llevarlos a cabo. La elección de ese trabajo fue para lo que nos alcanzó en ese momento, debido al tipo de creencias que teníamos al respecto.

La idea no es juzgar nuestro pasado, o nuestro trabajo actual. Es darle una nueva perspectiva y saber que hay maneras distintas de ver nuestro trabajo y, a un nivel más profundo, saber cuál es nuestra verdadera vocación y vivir de ella.

¿Cuántos de nosotros estamos en un trabajo mientras añoramos tener otro? O tenemos pensamientos como: ¡si tan solo me subieran el sueldo, podría hacer más cosas! Es este tipo de ideas que nos mantienen en una mente dividida. Es decir, cuando estamos en una realidad y pensamos que deberíamos estar en otra.

El tema de el trabajo, encierra mucha carga cultural, social, incluso hasta energética debido a todas las creencias colectivas que se tienen en torno a ella. Como por ejemplo: si merecemos o no tener cierto tipo de trabajo, si merecemos ganar hasta cierta cantidad de dinero ó si ese trabajo no es lo suficientemente digno según nuestras creencias morales y sociales. La balanza desde esa posición normalmente se inclinará hacia la opción que nos brinde más dinero, o status.

Hacemos a un lado la voz de nuestra verdadera vocación, y dejamos que el miedo sea el actor principal en este tipo de elecciones. Tomamos una decisión desde un lugar de carencia. Esto nos genera separación con nosotros y con los demás.

Una de las transiciones más positivas que podemos hacer es dejar de considerar nuestro trabajo como un empleo y comenzar a considerarlo una vocación.

Un empleo es simplemente un intercambio de energía, en el que tú haces una tarea material y alguien te da dinero a cambio.Sin embargo, una vocación estamos hablando que es un campo de energía orgánico y holístico que surge de los aspectos más profundos de lo que eres.

Todos tenemos una vocación en esta vida, simplemente porque estamos vivos y existimos. Venimos con un propósito divino que cumplir. Y es elevarnos al nivel de las posibilidades creativas expresando todo nuestro potencial, desde el nivel intelectual, emocional, psicológico y físico para que este universo sea más bello.

Cuando logramos esto, cruzamos el puente de ser unos empleados que esperan que les den dinero a cambio por un trabajo, a una nueva perspectiva de servir a los demás. A ser nosotros genuinamente reconociendo nuestros talentos, brillantez y apreciando el espíritu divino que hay en todos nosotros.

Pasamos de la pregunta ¿qué puedo recibir u obtener de este trabajo o persona? A ¿cómo puedo contribuir al mundo? o ¿cómo puedo aportar a otros? Cuando nos vivimos desde una actitud de servicio somos un imán para todas las cosas buenas de la vida, incluida la abundancia económica.

En esa grandeza desarrollarás una confianza y un carisma atractor para otros. Tus habilidades, tu inteligencia, tus talentos, tu personalidad, tus circunstancias y tus sueños confluirán en un hermoso patrón.

En palabras de Confucio: “Elige un empleo que ames, y no tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida”.

danie

Al esforzarnos por ser lo mejor que podemos ser, creamos diseño interno mediante el cual lo hacemos lo mejor que podemos. A nivel del alma queremos trabajar, queremos crear, queremos ser productivos, servir a los demás y compartir nuestros dones con el mundo.

Al seguir tu espíritu vocacional darás la impresión de ser un líder en el mundo debido a que estás permitiendo que una energía divina fluya a través de ti como una luz, como una certeza humilde, una grandeza que procede más allá de ti mismo.

Te invito a indagar cuál es tu vocación, ¿qué te mueve?, ¿qué te inspira?, ¿qué hace que sientas emoción y pasión? Ahí está tu respuesta. Y si ya estás haciéndolo, te felicito y te agradezco por regalarnos tus dones y ser parte de este patrón hermoso donde yo también me beneficio de tu grandeza.

Namaste.
IMG_1196

Daniela Medina. 

Life Coach del Proceso MMK Coaching de Alejandra Llamas.
Facilitadora Ontológica que te acompañará en tu camino hacia la conquista de tu Paz Interior y Niveles de Conciencia.

Si deseas profundizar y trabajar este aspecto de ti, por medio de sesiones de coaching ontológico, estoy a tus órdenes en twitter: @danilifecoach o por e-mail: damego21@hotmail.com

Deja un comentario, me encanta conocer tu opinión:

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s