Cuando nos comparamos con otros-Daniela Medina

Desde que nacemos escuchamos a nuestros padres e imitamos su forma de pensar o de actuar aprendiendo de ellos cosas maravillosas. Sin embargo, parte de nuestro sistema de creencias tiende a comparar, clasificar, calificar o fragmentar las experiencias o personas que aparecen en nuestra vida. Al día de hoy, es común ver que nuestra mente está entrenada para crear dualidad en todo. En automático la mente comienza a meterse en contrastes y por lo tanto en comparaciones.

No es sano compararnos con otros, ya que eso nos lastima, causa dolor y terminamos definiendo nuestro valor como persona en base a otros.

Encuentro que las comparaciones tienen dos vertientes. 

1) Podemos aprovechar y verle su lado positivo, teniendo una mente abierta y flexible. Lo cual nos sirve crecer como guía o modelo o para aprender .  Es válido elegir alguna persona o mentor que admiramos e imitar los aspectos de él o ella que nos gustaría conquistar en nuestra vida.

2) Usar la comparación para devaluarnos o para calificar a las personas, creyendo que si los demás destacan más que yo, automáticamente valgo menos que “ellos”. Detrás de esa creencia, viene la conclusión de que: “seguramente hay algo mal en mi”. Provocando un profundo dolor, y dependiendo de los demás para estar bien. Desde ese lugar comenzamos a crear un círculo vicioso de frustración, enojo y miedo, poniéndonos en una perspectiva limitada y rígida ante la vida.

Desde un plano espiritual, como seres holísticos, somos perfectos y poderosos. Pero al tener esta adicción de compararnos con otros, se genera el pensamiento inconsciente a un nivel muy profundo: “los demás son seres adecuados o mejores que yo”. Y tal vez aquí, tú te percibes como un ser pequeño frente a ellos que no tiene las cualidades o aptitudes que los demás si tienen. Es posible que detrás de ese pensamiento halla un gran enojo contigo por no poder lograr lo que otros tan fácilmente conquistan. Y en el plano exterior se manifiesta como envidia o coraje.

La comparación supone cometer un abuso hacia tu propio Ser. Nos pone en un espacio sombrío, bañado de miedo y poco poder frente a nosotros mismos que va deteriorando nuestra propia dignidad y alejándonos de quién realmente somos.

Recuerda que eres un Ser único y perfecto. Nadie tiene las mismas características, aptitudes, cualidades, ideas o creencias, que tú. Por lo tanto al compararte, estarías comparándote con algo o alguien que simplemente es distinto porque tiene otra historia, visión de vida, diferentes creencias, cultura, pilares, o ideas, etc.

Te invito a explorar tu mundo fuera de la mente dual. Y comenzar a percibirte con la más profunda ternura y compasión por ti mismo, como si vieras a un hermoso bebe. Y es a través de tomar esos pasitos de bebé, que irás recogiendo la dignidad que habías estado regalando a otros. Permítete percibirte como ese ser humano inocente que ya eres. Inocente porque no sabías cuánto maltrato te estabas infligiendo debido a tu inconsciencia. Alcanza una nueva manera de amor incondicional por ti que incluya tus propias equivocaciones, y poder estar bien con el “no saber” todo.

Suaviza tu pasado, al reconocer que lo que sucedió, fue lo mejor que pudiste, con las herramientas que tenias, ya que las elecciones fueron tomadas desde el nivel de consciencia que tuviste en ese momento. ¡Fue lo mejor que pudo pasar, porque así pasó! Debido a que solo podías ver una posibilidad en esa situación.

Mantente en tu poder de amor incondicional y desde ahí comienza a co-crear con una nueva energía más ligera y serena. Descansa en ese espacio flotando en tu propia paz tierna y calmada. Relaja tu mente. Salte de expectativas y vive en el misterio de la vida.

Namaste.

IMG_0514

Daniela Medina.

Life Coach del Proceso MMK Coaching de Alejandra Llamas.
Facilitadora Ontológica que te acompañará en tu camino hacia la conquista de tu Paz Interior y Niveles de Conciencia.
Twitter: @danilifecoach
Mail:  damego21@hotmail.com

Deja un comentario, me encanta conocer tu opinión:

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s