De dónde viene la “satisfacción”

¿Cómo se vería tu vida si ya te sintieras satisfecha con ella?

Hacerte esta pregunta es el primer paso para encontrar lo que está sucediendo a un nivel más profundo. Tómate tu tiempo, bájale el volumen a la voz de la razón y espera que surja la respuesta. Reconocer, te ayudará a encontrar lo que realmente es importante para ti y esto te servirá como una guía para comenzar a construir la vida que deseas vivir. Recuerda, que tu verdad no es la verdad de otros, ocúpate por encontrar la tuya.    

¿Lo tienes?

Las respuestas más comunes tienen que ver con temas como: mi cuerpo, trabajo, dinero, familia, amigos, relación de pareja, salud, resiliencia, etc. Como puedes ver cada uno de ellos es externo a nosotras. Esto se debe a que, por definición de diccionario, satisfacción es “el sentimiento de bienestar o placer que se tiene cuando se ha colmado un deseo o cubierto una necesidad”.

Ok..¿ y ahora qué?

Una vez que encontraste lo que te hace sentir insatisfecha con tu vida es momento de cuestionar los pensamientos. Recuerda que todo sentimiento viene de la mano de un pensamiento. Así que ¿por qué no comenzar con tu diálogo interno?  

¿Qué te estás contando sobre ese tema? Medítalo, ponlo en papel y regálate la oportunidad de cuestionarlo. Si me lees seguido ya sabes que este link te mandará a la plantilla de El Trabajo ( The Work) de Byron Katie que te servirá como una guía para crear conciencia, entender tus pensamientos y mirarlos con otra perspectiva. Si necesitas ayuda o quieres acompañamiento para trabajar con este modelo déjame un mensajito por acá.

Una vez que termines y te liberes de los pensamientos que no te están funcionando para sentirte satisfecha con tu vida es momento de ver en este hallazgo algo interesante que te permita plantear acciones que te lleven a vivirte plena y feliz. 

Como te comentaba unos cuantos párrafos atrás “tu verdad no es la verdad de otros”. Es por esto que no te podría decir qué hacer en cada situación. Tu plan de acción, como lo llamamos en coaching, es algo que surge de tu esencia.

Lo que sí te puedo compartir, es algo que he aprendido a través del Yoga: la importancia de poner una intención que vaya más allá de la práctica. Así que te invito a hacer el siguiente ejercicio:  

Durante una semana, cuando despiertes, estírate lo más que puedas y antes de bajar el primer pie al piso ponle una intención a tu día. Anótala, tenla a la mano y lleva todas tus acciones a ella. Si te comprometes con esta práctica verás cómo se comienza a generar una coherencia entre tu pensar-decir-hacer. Y para mí esto se llama: felicidad.  

La idea con este post no es que dejes de desear o de buscar la forma de cubrir lo que consideras necesario, sino de alinear la manera en la que te estás relacionando con ello a un propósito más profundo.

Al cambiar tu perspectiva sobre los deseos y las necesidades regresarás tu mente al presente, abrirás un espacio para dejar entrar el agradecimiento y comenzarás a disfrutar el aquí y el ahora. Esto te hará sentirte satisfecha con tu presente y por lo tanto vivirás, día con día, feliz y en plenitud ¿Estás lista?

NAMASTE

intención

¿Te sirvió lo que leíste? Si te sirvió quizá pueda servir a otros, ayúdame compartiendo en redes sociales. Si tienes alguna petición déjala en un comentario y me pongo en marcha para escribir algo para ti. 

 

Deja un comentario, me encanta conocer tu opinión:

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s