El último del año y nos vamos

Antes que nada te quiero agradecer por leer, comentar y compartir estas palabras que del corazón plasmo para ti. Como lo dice mi descripción, no tengo la mejor ortografía, ni me considero una redactora rimbombante que sabe elegir siempre las mejores palabras, sin embargo aquí sigo y todo gracias a ti y al ánimo que me das.

Este último post del año quiero compartirte una guía para realizar tus propósitos de año nuevo. La intención es ayudarte a cumplirlos y así encontrar mes con mes del 2016 esa gran fuerza creadora que vive en ti.

Lo primero a hacer es tomar una hoja reciclada o algo así por que comenzaremos sólo con un borrador. El chiste de hacer propósitos de año nuevo es encontrar los que son realmente indicados para ti e iniciados por tu ser.

Una vez que tengas esa lista, te recomiendo, por cada elemento hacerte las siguientes preguntas:

1) ¿Es un propósito o un deseo? Muchas veces escribimos cosas como “encontrar el amor de mi vida”, “ganarme la lotería”, “recibir muchas sorpresas”, etc. Sin embargo esto no se encuentra en nuestro poder, no depende de nosotras, y entonces lo único que hacemos es mandar energía a manos ajenas, esperando que por desearlo con todo el corazón esto se cumpla. Y puede pasar, pero la diferencia entre un deseo y un propósito es que el primero es emoción y el segundo es intención que te mueve hacia la acción.

Sólo con acción es como vas a lograr moverte al lugar dónde quieres estar y es lo que más deseo suceda para ti en este 2016.  

2) ¿Qué puedo hacer yo?  Esta pregunta te regresará a tu poder y desde ahí encontrarás que para que un deseo pase a ser un propósito hay que plantearse pasos y mientras más pequeñitos sean mejor.

Por ejemplo:

  • Encontrar el amor de mi vida no es lo mismo que abrirme a conocer personas sin juzgarlas o hacer cosas que hagan que me enamore de mi misma.
  • Recibir muchas sorpresas no es lo mismo que dejarme sorprender por la vida

¿me explico?  

3) Ahora que ya tienes las riendas de tus propósitos te recomiendo cerrar los ojos y entonces  pregúntate ¿de dónde viene este propósito?, ¿es realmente algo que quiero o que creo que debería ya haber logrado? Gran parte de nuestra vida nos dejamos regir por creencias sociales y morales para sentirnos bien con nosotras mismas.  Por ejemplo si tu propósito es ganar más dinero sólo para sentirte exitosa entonces estas haciendo que tu  éxito dependa de un objeto, pues el dinero no es nada más que eso. O si tu propósito es “bajar de peso” sólo para sentirte atractiva entonces estas afirmando que el amor por ti misma depende de tu estado físico.

Unas buenas vueltas para estos propósitos son:

  • Encontrar un trabajo que ame, ahorrar $200 pesos al mes, pedirle a mi jefe un aumento de sueldo o preguntarle que puedo hacer para subir de puesto, etc.
  • Hacer yoga, conocer y entender mi cuerpo, reafirmárme en el espejo cuanto me amo, bailar en mi departamento como loca, limpiar mi alacena de comida chatarra, no tomar elevadores, etc.

El chiste es buscar tu propósito en el día a día, en las cosas más simples, pues ahí estará acompañándote durante todo el año y no sólo anotado en una agenda por ahí perdida en tu cuarto.  

3) La última pregunta ¿es alcanzable? Lo más importante para sentirnos bien con nosotras mismas, no es convertirnos en expertas  en algo de la noche a la mañana sino el cumplir con el compromiso que nos hacemos a nosotras mismas . Seamos humildes y generosas. Si ponemos metas demasiado altas para dónde estamos paradas en este momento lo más probable es que al no alcanzarlas sentiremos que hemos fracasado.

“El éxito no se mide por los logros que tengamos en la vida sino por lo que hemos tenido que superar para llegar a donde estamos.” 

4)Y ahora si, llega el momento de crear con tus manos. Escribir es una manera de hacer, ya de antemano, que algo que vive en tu mente se vuelva realidad

¡Así que a escribir o a dibujar se ha dicho! 

5)Pon tus propósitos en un lugar visible para que te acompañen durante el año y así puedas darte cuenta que es momento de celebrar cada que cumplas uno.

 Esto te ayudará a verte a ti misma y ver lo mucho que has conseguido.  

6) Y ya para finalizar ¡Que no se te valla de las manos!  Yo te recomiendo, por experiencia personal, que no sea una lista demasiado larga para que puedas honrar tu palabra y así darte el mejor regalo al final del año.

Es estar satisfecha contigo misma y con tus logros.

12390893_10153781887916753_7739818641603019160_n

 Deseo que todos los seres sean felices ¡Feliz navidad y próspero año nuevo!

 

Un comentario en “El último del año y nos vamos

Deja un comentario, me encanta conocer tu opinión:

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s